”No es vuestra la guerra, sino de Dios.” (2 Crónicas 20:15)

Meditación

No es vuestra la guerra, sino de Dios.” (2 Crónicas 20:15)    

Si un hombre es un soldado de la Cruz, puede esperar ser atacado tarde o temprano. Cuanto más valientemente declare la verdad de Dios y más certeramente ejemplifique la verdad en su propia vida, mucho más se verá sujeto al ataque.

Un viejo puritano decía: “El que está cerca de su Capitán es blanco seguro de los arqueros”.   Será acusado de agravios que no cometió. Será atacado violentamente con chismes, calumnia y murmuración. Será condenado al ostracismo y ridiculizado. Este trato vendrá del mundo a veces, pero es triste decir que muchas veces viene de otros que se llaman creyentes.   En tales ocasiones, es importante recordar que la batalla no es nuestra sino de Dios. Y debemos apropiarnos de la promesa de Éxodo 14:14, Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos”. Esto significa que no tenemos que defendernos a nosotros mismos o devolver el ataque. El Señor nos vindicará en el tiempo oportuno.   

F. B. Meyer escribió:

“¡Cuánto se pierde con una palabra! Estad quietos; permaneced en calma; al que te hiera en una mejilla, vuélvele también la otra. Nunca devolvamos el insulto. No importa tu reputación o carácter, ellos están en Sus manos, y tú los echarás a perder si intentas retenerlos”.   

José sobresale como ejemplo de uno que no trató de vindicarse a sí mismo cuando fue acusado falsamente. Encomendó su causa a Dios, y Dios limpió su nombre y le promovió a un lugar de gran honor.   

Un siervo de Cristo ya entrado en años testificaba que había sido difamado muchas veces a través de los años. Pero oraba con las palabras de Agustín:

“Señor, líbrame del deseo de vindicarme siempre a mí mismo”.

Decía que el Señor jamás había fallado en justificarle y de exhibir a sus acusadores.   

El Señor Jesús, por supuesto, es el Ejemplo supremo: “…quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente” (1 P. 2:23).   

Este es el mensaje para hoy. No tenemos que defendernos a nosotros mismos cuando somos acusados falsamente. La batalla es del Señor. Él peleará por nosotros. Debemos estar tranquilos.

Usamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.
0
    0
    Carrito
    Su carro está vacíoRetornar a la tienda
      Apply Coupon
      Unavailable Coupons
      descto bsemilla Get 10% off 10%OFF en Buena Semilla hasta agotar stock compras 10 o mas
      descto bsemilla1 Get 10% off 10%OFF en Buena Semilla hasta agotar stock compras 10 o mas
      descto creced Get 25% off 25%OFF en Libros Creced - Enero 31 o hasta agotar stock
      ofdic10 Get 10% off 10%OFF en su compra
      oferta2022 Get 50% off 50%OFF Libros Creced y Usados
      Hello User

      Join Our Newsletter

      Subscribe to the CiyaShop mailing list to receive updates on new arrivals, special offers and other discount information.