Loading...

¡Añoranza del Cielo! (Salmo 84)

Salmo 84:

Anhelo por la casa de Dios

84:título Al músico principal; sobre Gitit. Salmo para los hijos de Coré. 

1 ¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos! 

2 Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová; 

Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo. 

3 Aun el gorrión halla casa, 

Y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos, 

Cerca de tus altares, oh Jehová de los ejércitos, 

Rey mío, y Dios mío. 

4 Bienaventurados los que habitan en tu casa; 

Perpetuamente te alabarán. 

Selah 

5 5Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, 

En cuyo corazón están tus caminos. 

6 Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, 

Cuando la lluvia llena los estanques. 

7 Irán de poder en poder; 

Verán a Dios en Sion. 

8 Jehová Dios de los ejércitos, oye mi oración; 

Escucha, oh Dios de Jacob. 

Selah 

9 9Mira, oh Dios, escudo nuestro, 

Y pon los ojos en el rostro de tu ungido. 

10 Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. 

Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios, 

Que habitar en las moradas de maldad. 

11 Porque sol y escudo es Jehová Dios; 

Gracia y gloria dará Jehová. 

No quitará el bien a los que andan en integridad. 

12 Jehová de los ejércitos, 

Dichoso el hombre que en ti confía. 

RVR1960

¡Añoranza del Cielo!

No cabe duda de cuál sea la interpretación primaria del Salmo 84. Aquí se respiran aires de las profundas añoranzas del pueblo judío que desea estar de nuevo en el templo en Jerusalén.

También puede aplicarse, por supuesto, al creyente de hoy que por alguna razón no puede asistir a las reuniones de su congregación. Se consume su corazón con el deseo de reunirse con el pueblo de Dios cuando se junta para adorar al Señor.

Pero la aplicación que más me gusta es la del peregrino piadoso que tiene añoranza del cielo. Consideremos este Salmo desde este punto de vista.

84:1–2 ¿Qué lugar puede compararse en hermosura con la morada de Dios? ¡Es un lugar de belleza sin igual, esplendor único y gloria inexpresable! Pero tengamos claro este punto: que el lugar es empleado como figura, como metonimia, para la Persona que mora allí. Y así, cuando el salmista dice: «anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová», realmente deseaba estar con el Señor mismo. Lo expresa así en la siguiente frase: «mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo».

84:3 El peregrino se compara con el gorrión y la golondrina. En otro Salmo, el gorrión es empleado para retratar una escena de soledad total: «velo, y soy como el pájaro solitario sobre el tejado» (Sal. 102:7). Y cualquiera que ha observado a una golondrina sabe lo inquieta que es esta pequeña criatura, subiendo y bajando, girando a todos lados en las corrientes del aire. Ambas son descripciones buenas del pueblo de Dios que pasa por el desierto de esta vida; solitario e inquieto. El único lugar donde halla descanso y seguridad para sí y para su familia es ante los altares de Jehová.

Hubo dos altares en el tabernáculo y en el templo. Uno era el altar de bronce y el otro el altar de oro. El primero representaba la muerte de Cristo y el segundo Su resurrección. Juntos, representan la obra consumada de nuestro Salvador. He aquí el lugar donde nuestras almas, cual golondrina, hallan descanso, y donde podemos llevar a nuestros hijos para que también hallen reposo. «Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo, tú y tu casa» (Hch. 16:31).

84:4 Entonces, irrumpiendo en lo que podríamos llamar: «envidia santa», el exiliado dice: «Bienaventurados los que habitan en tu casa; Perpetuamente te alabarán. Selah». Cuando pensamos así en la felicidad de nuestros seres queridos que han partido para ir a su hogar con el Señor, no podemos llorarles mucho. Para nosotros es una pérdida, pero para ellos es ganancia eterna. Están mejor que nosotros.

84:5 En los versículos 5–7 volvemos de la dicha de los que ya están en el cielo, a la bienaventuranza menor de los que todavía están en el camino. Se mencionan varias cosas acerca de ellos. Primeramente, su fortaleza está en el Señor, no en ellos mismos. Ellos se fortalecen «en el Señor, y en el poder de su fuerza» (Ef. 6:10). Luego, en su corazón están los caminos de Sion. El mundo no es su hogar. Aunque están en el mundo, no son del mundo. Su corazón está en su peregrinaje.

84:6–7 Lo tercero acerca de ellos es, que mientras pasan por el valle de lágrimas («Baca», BAS), lo convierten en fuente. Estas almas vencedoras pueden cantar en medio de la tristeza y ver el arco iris a través de sus lágrimas. Transforman las tragedias de la vida en triunfos y emplean las desdichas como peldaños para alcanzar cosas más altas. El secreto de su victoria sobre las circunstancias se halla en esta frase: «cuando la lluvia llena los estanques». La lluvia es tomada comúnmente como una figura del Espíritu Santo, y aquí se le ve en su ministerio de refrescar, de proveer estanques de aguas frescas y cristalinas para los viajeros en el desierto. Podemos tomar al agua como figura de la Palabra de Dios (como en Ef. 5:26). Esto explica cómo ellos pueden ir de poder en poder. En lugar de volverse más débiles a lo largo del viaje, encuentran más y más poder. Aunque la naturaleza externa se va desgastando, la interior se renueva cada día (2 Co. 4:16). Entonces aparece una nota maravillosa de certeza: «Verán a Dios en Sion». No cabe duda, el viaje por el desierto será coronado al final con el gozo de ver al Rey en Su hermosura.

84:8 Ahora el salmista irrumpe en una oración apasionada. Se dirige primero a Jehová Dios de los ejércitos, y luego en el siguiente respiro, al Dios de Jacob. Como Jehová Dios de los ejércitos, Él es el soberano sobre las vastas multitudes de seres angelicales. Como el Dios de Jacob, es el Dios de aquel que no es digno, el Dios del suplantador. ¡Pensemos en esto! El Dios de los ángeles innumerables en reunión festiva es también el Dios del gusano Jacob. Aquel que es infinitamente alto también está íntimamente cerca. Y ésta es la única razón por la que tú y yo entraremos en Su presencia.

84:9 ¿Y cuál es nuestro derecho a estar ahí? «Mira, oh Dios, escudo nuestro, y pon los ojos en el rostro de tu ungido». Nuestra única aceptación es a través de la Persona y obra del Señor Jesús.

«Dios ve a mi Salvador, y luego me ve a mí

En el Amado soy aceptado y puesto en libertad».

84:10 ¿Y cómo es eso de estar en el cielo? Un día en Sus atrios es mejor que mil en otro lugar. Lo cual es simplemente otro modo de decir que no hay punto de comparación. Simplemente no podemos concebir la gloria, el gozo, la belleza y la libertad de estar donde Jesús está. Y es bueno para nosotros que no podamos. De otro modo probablemente seríamos infelices de tener que permanecer aquí e ir adelante con nuestro trabajo.

Mejor ser portero en la casa de tu Dios que morar en las tiendas de maldad. Como dijo Spurgeon: «Lo peor de Dios es mejor que lo mejor del diablo». Y no sólo mejor, sino más perdurable. Notemos el contraste entre la casa de Dios y las tiendas de maldad. La primera es una morada permanente mientras que la segunda se levanta relativamente por poco tiempo.

84:11 Jehová Dios es sol, proveyendo iluminación en la oscuridad, y escudo que protege contra el calor abrasador en el camino. Jehová dará gracia en el camino para cada momento de necesidad, y dará gloria al final del camino cuando reciba a Sus hijos redimidos en Su morada eterna. De hecho, el peregrino tiene la seguridad de que no perderá nada entre aquí y el cielo, porque: «no quitará el bien a los que andan en integridad». Si algo es bueno para nosotros, Él no nos lo retendrá; si lo retiene, es porque no es bueno. «El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?» (Ro. 8:32).

84:12 No es extraño que el salmista termine con una exclamación de todo corazón: «Jehová de los ejércitos, dichoso el hombre que en ti confía». A la cual mi propio corazón responde: «Sí, Señor, estoy eternamente agradecido de ser cristiano».

 MacDonald, W.

Usamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.
0
    0
    Carrito
    Su carro está vacíoRetornar a la tienda
      Apply Coupon
      Unavailable Coupons
      descto bsemilla Get 10% off 10%OFF en Buena Semilla hasta agotar stock compras 10 o mas
      descto bsemilla1 Get 10% off 10%OFF en Buena Semilla hasta agotar stock compras 10 o mas
      descto creced Get 25% off 25%OFF en Libros Creced - Enero 31 o hasta agotar stock
      descto usados Get 15% off 15%OFF en libros usados. Válido Nov2021 o hasta agotar stock
      ofdic10 Get 10% off 10%OFF en su compra
      Hello User

      Join Our Newsletter

      Subscribe to the CiyaShop mailing list to receive updates on new arrivals, special offers and other discount information.